« Pido perdón por ser funcionarioViolencia contra manos abiertas »